Po hiszpańsku

Marek Czuku

El hambre

Vaga entre los arboles,
mira furtivamente hacia las casas,
mira a los ojos,
se aferra.

Nunca esta, pero es muy eficaz.
Delicadamente se endurese. Pulsa en las sienes.
Las manos pierden su fuerza, las piernas pierden la tierra.
Regresa la memoria.

Devastaciones de campos y ciudades.
La cara de los muertos mirando el azul del cielo
o al verde de las yerbas.
Niños buscando a sus padres.

Hermanos en la miseria acechan de cerca
nuestro lugar sobre la tierra.

[la traducción: Danuta Mucha y Renato Vasquez-Velasquez]

Cabaret “La strada”

A espaldas acecha la respiración.
Fabuloso otra vez cuenta Pushkin.
En todas partes el aleteo de blancas gaviotas.

Buen sabor en la lengua.
Estos ascienden sobre la torre de hormigon.
Nada que no traiga la fe.

Devaneos de horror se retira con el milenio.
Los ríos y los hombres se pierden en el horizonte.
Salieron…

Suena un tiro seco.
Balbuceo.

[la traducción: Danuta Mucha y Renato Vasquez-Velasquez]